Inconvenientes del Criterio de Caja

¿Conoces los inconvenientes del criterio de caja? El nuevo Régimen Especial de Criterio de Caja no termina de convencer a pesar de ser una de las medidas más demandadas. De hecho, se espera que muy pocas empresas opten por el nuevo régimen RECC: se calcula que, un 10% de las compañías aplicará el IVA de caja en 2014.

Tal y como explicábamos en artículos anteriores, este régimen especial del IVA de caja, cuenta con una serie de requisitos  y obligaciones que en la práctica pueden provocar que esta medida no sea tan deseable, a pesar de que muchos profesionales y autónomos podrían solventar sus problemas de liquidez.

Inconvenientes del Criterio de Caja

Inconvenientes del criterio de caja para PYMES y autónomos

De hecho, PYMES y autónomos que trabajan para grandes empresas están empeando a valorar si compensa ganar liquidez o perder clientes, ante la posibilidad de verse descartados como proveedores si aplican Régimen Especial del Criterio de Caja. Ya que, cuando una gran empresa, que no puede recurrir al criterio de caja, tenga como proveedor a una PYME que sí aplica el nuevo modelo, no podrá deducirse el IVA hasta que no realice el pago de la factura. Es decir, las compañías que no estén adscritas al nuevo régimen preferirán operar con otras empresas que tampoco apliquen el sistema de caja para evitar demoras en la deducción del IVA soportado.

Otro inconveniente del criterio de caja es que se tendrán que realizar los oportunos cambios en los sistemas de gestión, puesto que se tendrá que diferenciar en las cuotas de IVA aquellas que sí se han devengado y pagado o cobrado de aquellas que estén pendientes de pago. Estos cambios lo tendrán que realizar tanto las empresas que se suscriban al RECC como aquellas empresas se vean obligados por sus proveedores.

Además de todos estos inconvenientes, que parece que tiene este nuevo régimen de IVA, se tendrá que llevar un mayor control en su gestión y en su administración. Lo que conlleva a un incremento de papeleo y de los costes de gestión.

Por lo tanto, autónomos y empresarios deberán valorar en cada caso las ventajas e incovenientes del criterio de caja, y decidir si aplicarlo o no en su negocio.

Esta entrada fue publicada en Consultoría informática, Consultoría SAP, SAP España, SAP FI - Finanzas. Guarda el enlace permanente.
Si te ha gustado...Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *