Digitalización en las empresas

En este artículo haremos un análisis resumido de la digitalización en las empresas, analizando los retos a los que van a tener que hacer frente tanto empresas como personas.

Hemos tomado como punto de partida para el artículo la celebración del segundo consejo académico de The Valley Digital School. En esta edición se han analizado los nuevos modelos organizativos que han de adoptar las empresas con el objetivo de afrontar la transformación digital. Respecto al concepto de transformación digital recordamos que la semana pasada publicamos el artículo “Transformación digital en las empresas”.

La digitalización en las empresas

La idea de base que debemos tener en cuenta es que la transformación de la industria está motivada por los cambios en la estructura socioeconómica de nuestro entorno, motivada a su vez por los cambios tecnológicos.

De acuerdo a lo expuesto en el consejo, los nuevos tiempos exigen empleados que desarrollen roles multicanal que integren la visión digital y analógica y que puedan modificar cualquier proceso sobre la marcha.

Una de las consecuencias de este nuevo escenario, es que los organigramas tradicionales caigan en desuso al aportar poca flexibilidad, ya que ahora se demandan empleados que desempeñen tanto roles especialistas como roles transformadores que transmitan la cultura digital y contaminen al resto de empleados.

Lo que se propone es crear equipos de trabajo de naturaleza transversal que funcionen como start-ups y sean capaces de lanzar nuevos productos o servicios, además de estudiar nuevos procesos que ayuden a la empresa a despuntar en un mercado cada vez más competitivo y fluctuante.

Otra tendencia que termina de apuntalar el modelo organizativo tradicional es que las empresas cada vez más se mueven por proyectos o por pedidos a medida. Evidentemente, esto afecta a la naturaleza de los puestos de trabajo.

En un escenario marcado por su imprevisibilidad y la fluctuación de la demanda de trabajo, el contrato fijo o indefinido en teoría cada vez tiene menos sentido. Parece que vamos a un modelo en el que las personas trabajan por planes, buscando fórmulas colaborativas para acometer con éxito proyectos concretos. Subrayamos de nuevo la mayor flexibilidad que esto otorga a las empresas; a costa, probablemente, de una mayor inestabilidad en la vida personal de los profesionales y las implicaciones sociales que ello conlleva.

Respecto a la estrategia de comunicación y divulgación de oferta de las empresas, hemos pasado de un modelo unidireccional a otro bidireccional, lo que a su vez propicia nuevos modelos de negocio. Poniendo un ejemplo para ilustrar esto, ahora es el propio consumidor el que recorre buena parte del proceso de compra, en detrimento de la labor comercial tradicional, cuya función en buena parte ha pivotado hacia acciones de marketing digital y gestión en redes sociales. Ya apuntábamos esta tendencia en nuestro artículo de Social Selling.

En relación con el anterior punto, otro de los factores clave es el esfuerzo que ahora deben dedicar los negocios a la mejora de su reputación e imagen de marca. Es imprescindible detectar los nichos de clientes que hablen bien de nuestra empresa para aprovechar sus niveles de influencia sobre otros potenciales clientes. Una labor que caería en el tejado de marketing digital y gestión de redes sociales.

Respecto a la forma de evangelizar y difundir la oferta de productos y servicios también ha cambiado el formato de los contenidos. El consumidor actual es menos propenso a leer y busca formatos accesibles que funcionen a la manera de pequeñas cápsulas de información condensada. Y si es en formato audiovisual mejor. La estrategia recomendada en este aspecto es realizar networking digital, crear contenidos virales y compartirlos en redes sociales.

Por ello, las empresas deben acometer planes de formación ambiciosos y transversales. La recomendación a las compañías en este punto es crear, en paralelo, un equipo multidisciplinar de transformación digital, dependiendo de la Dirección Ejecutiva, que lidere la innovación de la empresa y divulgue la nueva cultura corporativa de la empresa, siempre enmarcada en el ámbito digital, para llevar acabo así, la digitalización en las empresas.

Referencias:

The Valley Digital School

Esta entrada fue publicada en Marketing, SAP España. Guarda el enlace permanente.
Si te ha gustado...Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *